viernes, 13 de enero de 2012

Hospital y un banco de alimentos, proyectos de don Juan Bueno Lázaro

El Sol de Córdoba
10 de enero de 2012

José de Jesús Algarín Durán y Alejandra Guzmán Pulido

Córdoba, Ver.- Don Juan Bueno Lázaro, ahora nos comparte su experiencia como alcalde de Cosolapa, de cómo prefirió retirarse de una prometedora carrera política, un aspecto que hoy lo lleva a decir que a Córdoba le hace falta un presidente que en verdad quiera ver a su ciudad crecer. Con el futuro de los nietos de sus nietos garantizado con la nueva inversión en Boca del Río, en Córdoba se quedará para crear una fundación altruista, al tiempo que participará en la inversión del mejor hospital para el sureste del país.

ALCALDE DE COSOLAPA

Don Juan Bueno Lázaro fue presidente municipal, pero no de Córdoba ni de Tezonapa, sino del municipio oaxaqueño de Cosolapa en 1964. El padre del senador por el PAN Juan Bueno Torio, nos relata cómo se involucró en la política. "Yo estaba allá en el ingenio azucarero (en Motzorongo), entonces un día nos invitaron a ser presidente municipal y acepté la presidencia municipal del pueblito (Cosolapa) porque requería muchas cosas".

Y es que no había dinero, algún presupuesto a través de impuestos, por lo que todo tenía que ser a base de gestiones y peticiones entre los adinerados del lugar, elaborando una lista donde hasta arriba se colocaba el propio Juan Bueno Lázaro con la cantidad por aportar y fue así como lograron edificar una escuela, una clínica del Seguro Social, pavimentaron una parte de la calle principal, alumbraron las calles, e hicieron la carretera Cosolapa-Acatlán-Vicente hasta los límites con Tierra Blanca con ayuda de los cañeros.

"Unido con el presidente de Acatlán hice una labor muy buena, metí el agua a Cosolapa y Tezonapa, entonces de ahí me dijeron que si quería ser diputado, acepté la diputación local y ahí comencé a notar que era muy cochina la política, a esos niveles había muchos intereses económicos, entonces el gobernador de ese tiempo de quien fui delegado distrital de su gubernatura, me invitó a irme a México para seguir en la política".

Pero le dijo que no, en vísperas del inicio del sexenio de Luis Echeverría, le dije: "no quiero seguirle, me voy al sector empresarial que es lo mío, he sido empresario todo el tiempo, ya había construido el ingenio Santa Isabel en sociedad con el padre de Otón Porres, con don Antonio Porres".

UN ALCALDE QUE QUIERA A CÓRDOBA

Hace 30 años don Juan Bueno Lázaro se dio cuenta de que en Córdoba el dinero ya no produciría más dinero, que las oportunidades de negocio se reducían ante la debacle y descontrol en los precios del café, a partir de la creación del Inmecafé (Instituto Mexicano del Café); Córdoba no creció tampoco en otra rama y sólo la aceitera Industrial La Patrona -creada con recursos provenientes de la industria cafetera- fue la única que sobrevivió y mantuvo su nivel; Grupo SOS de los Salazar Bello emigraron de vuelta a España; a la vez que Grupo San Antonio es el más fuerte económicamente, reconoce.

Entonces cómo nos podemos explicar que Córdoba sea la tierra de muchos políticos destacados a nivel local y nacional, pero económicamente no parezca tener rumbo, ¿acaso es falta de voluntad de los mismos empresarios para confiar en su región?, a lo que don Juan contesta: "mientras nos sigan mandando presidentes municipales que no tienen ningún interés en que Córdoba crezca, no va a crecer".

Y pone de ejemplo a lo hecho por Juan Manuel Diez en Orizaba, "algo que se puede hacer aquí perfectamente bien, igual hacer un nuevo Córdoba, porque en el centro ya no se puede crecer, tenemos calles muy angostas, tenemos que crecer en las orillas, hay lugares y terrenos donde hacerlo, tenemos una referencia que es el Tecnológico de Monterrey, a partir de ahí podemos crecer, pero necesitamos un gobernador que suelte la lana y un presidente municipal que no se la clave".

SOLUCIÓN A LA VIOLENCIA

La violencia que se desató en el estado, donde la zona conurbada Veracruz-Boca del Río fue la que más atrajo los reflectores el año pasado, convenció a don Juan Bueno Lázaro de dar fin a su trayectoria como hotelero, pues el Crowne Plaza Torremar fue la imagen de fondo a los 35 cadáveres que aparecieron en un paso a desnivel.

Sobre esto, la reflexión de don Juan Bueno Lázaro es la siguiente. "Todo lo que sube, baja, y todo lo que baja, sube, y hemos llegado a un fondo terrible de violencia y yo pienso que la única solución que ya la están pensando muchas personas sobre todo los intelectuales en el mundo, es legalizar la droga, porque cuando deje de ser negocio al tener que abaratarse para pasar sin problemas por todas partes, en ese momento ya no pueden comprar a policías, inspectores, a nadie, y en ese momento comienzan a cambiar las cosas, porque si ya no es delito y ya no hay dinero bailando por todas partes, pues cesa el negocio y no demoramos un año".

Para el entrevistado, el presidente de la república se encuentra sólo en su lucha contra el narcotráfico, pues nadie lo apoya realmente, "porque todo mundo se siente temeroso o comprometido, pero la verdad es que nadie ayuda al presidente, sólo la Marina y el Ejército".

ECONOMÍA Y BUROCRATISMO PARALIZADOR

Su expectativa sobre el futuro del país, en materia económica y en la confianza de los empresarios para invertir, considera que mientras las potencias económicas no mejoren sus condiciones, no habrá efectos positivos en México, "si Estados Unidos no nos compra y no podemos vender a Europa porque no hay dinero, pues tendremos que conformarnos con el consumo interno y éste es muy pobre desgraciadamente, porque hay mucha población que se quedó atrasada desde hace muchos años en sus ingresos, hay muchos pobres en este país".

Y la pobreza resulta, para Bueno Lázaro, del excesivo pago que hacemos a la estructura burocrática del país que deja muy poco recurso para la realización de obras y acciones que mejoren el nivel de vida de los mexicanos. Como ejemplo de esa burocracia ineficiente, recuerda la ocasión en que una de sus empleadas estuvo a punto de ser enviada a la jubilación a sus menos de 40 años , luego de tres operaciones en la columna vertebral durante un año; la joven madre de familia fue enviada por el empresario al Hospital Regional, absorbiendo los gastos.

"El Seguro Social no sirve para nada, me molesta la ineficiencia, la cantidad de burocracia que hay ahí, lo que se gasta en lugar de medicinas, médicos y buenos quirófanos".

NUEVO PROYECTO ALTRUISTA

Las ideas no se detienen y a sus 81 años de edad ya está dando forma a un nuevo proyecto social. Se trata de crear una fundación que se dedique a acopiar comida, ante las grandes cantidades de alimentos que tiran a la basura los supermercados, no porque esté descompuesta, sino solamente impresentable para su venta. Próximamente estará firmando el acta constitutiva de esta nueva asociación altruista.

"Todos los días los supermercados tiran grandes cantidades de comida, no la regalan porque no quieren largas filas esperando, entonces si tu llegas como una institución seria y le dices dame lo que vas a tirar pero que no esté podrido, que no está presentable pero sí esta comible, te la dan para entonces nosotros llevarla a los asilos y los orfanatos, eso pienso hacer".

EL MEJOR HOSPITAL DEL SURESTE

El proyecto de un hospital privado de primer nivel sigue